Quienes nos dedicamos a la reparación e instalación de calderas en Aluche, podemos encontrarnos con una gran cantidad de modelos y marcas diferentes, pero todas ellas pueden clasificarse en sólo cuatro tipos diferentes. En un artículo anterior de este mismo blog comentábamos las características de uno de estos tipos: las calderas de condensación, un novedoso sistema que reduce la emisión de gases y disminuye el consumo de combustible en un 20 % con respecto a los restantes modelos de calderas.

Otro grupo de calderas son las llamadas atmosféricas. En ellas, la combustión del gas se realiza en una cámara abierta tomando el aire necesario para esa combustión de la misma estancia en la que está colocada la caldera. Son muy fáciles de identificar pues, cuando la caldera está en funcionamiento, puedes ver las llamas. La instalación de estas calderas en Aluche está absolutamente prohibida desde el año 2010 por el grave riesgo de emisión de gases tóxicos hacia la propia estancia donde está instalada la caldera.

En las calderas estancas de clase 3, la combustión del gas se produce en una cámara aislada, toman el oxígeno del exterior y no tienen ningún control en su emisión de gases. 

El cuarto grupo lo componen las calderas estancas de clase 5, también denominadas de Bajo NOX. También son estancas y también toman el aire necesario para la combustión del exterior, pero controlan la emisión de gases reduciendo la emisión de óxido de nitrógeno. Estas calderas reducen el consumo de gas hasta un 7% con las calderas de la clase 3.

Las calderas de condensación son también calderas estancas, y dese su aparición en el mercado hace unos años, prácticamente son los únicos modelos que instalamos en Cevigas.