En cualquier vivienda, durante los meses de invierno, el gasto mensual más importante es el provocado por la calefacción, por eso a nadie le puede extrañar que, por nuestra larga experiencia en la instalación de gas en Carabanchel, Madrid, se nos pregunte con frecuencia cómo reducir ese gasto. En artículos anteriores te hablamos de las calderas de condensación que reducen en gran medida el consumo de gas. Hoy, sin embargo, vamos a exponerte unas sencillas medidas con las que podrás reducir ese gasto a partir del próximo invierno.

Uno de los secretos para mantener el recibo del gas dentro de márgenes razonables es el de ajustar el termostato para mantener una temperatura nunca superior a los 21ºC, a no ser que tengas bebés en casa, en cuyo caso debería ser algo superior. Con esos 21ºC y vestido con la ropa adecuada se puede hacer una vida normal sin pasar frío. Otra cosa es que, durante la noche, la temperatura pueda descender hasta los 14ºC o 15ºC porque debajo de las mantas, apenas notarás ese descenso.

Asegúrate, antes de que llegue el invierno de hacer una revisión a fondo de la instalación de gas en Carabanchel, Madrid. Si los quemadores de la caldera están libres de carbonilla, también reducirás de forma notoria el consumo de gas.

Mantén las persianas y cortinas abiertas durante el día para que el sol o la luz suban, aunque solo sea un poco la temperatura de la casa. Esos grados que te calienta el sol son totalmente gratuitos. Sin embargo, en cuanto anochezca, baja las persianas para reducir la perdida de temperatura a través de las ventanas.

En Cevigas queremos ayudarte a pasar un buen invierno.